Día del Orgullo, ¿por qué se celebra un 28 de junio?

¿Por qué el 28 de junio es el día elegido para celebrar el Orgullo Gay?

Se acerca el 28 de junio, fecha que a nivel internacional representa el Día del Orgullo Gay, una jornada en la que personas de diversas orientaciones sexuales salen a la calle a manifestar su amor y a seguir reclamando un derecho universal e inherente: no ser discriminado por los sentimientos que alberga en su interior. Pero, ¿por qué este punto del calendario y no cualquier otro?

Hay que remontarse hasta el año 1969 para poder encontrar el origen del Día del Orgullo Gay. En concreto hay que acudir a Nueva York, al bar Stonewall en donde una veraniega madrugada previa comenzaron unas revueltas que darían un mensaje claro a la sociedad: ninguna persona debería sentir vergüenza por su orientación sexual.
1.- Stonewall, el origen de todo
2.- Repercusiones que llegan a nuestros días
3.- Lee orgullo

Stonewall, el origen de todo

Como ya se ha dicho, hay que remontarse a la sociedad estadounidense de mitad del S.XX. Un entorno en donde como, en la mayor parte del mundo, el colectivo LGTB+ era discriminado por la simple razón de tener unas orientaciones sexuales distintas a las del resto. Para poder disfrutar de la oferta de ocio, estas personas debían acudir a unos locales específicos, como en este caso el bar Stonewall.

A decir verdad, este local no era ninguna maravilla. Tan solo hay que pensar que no había agua corriente, por lo que los vasos que eran usados por los clientes se limpiaban en una pileta de agua. Las salidas de emergencia eran una quimera, al igual que la salubridad de sus baños. Sin embargo, al ser de los pocos bares en donde el colectivo LGTB+ no era discriminado, en sus noches se encontraban gays, lesbianas, transexuales y travestis.

Hacia las 01:20 del 28 de junio de 1969 la policía de Nueva York organizó una redada en el Stonewall. A la clientela del local se le impidió salir del local y a los transexuales, travestis y mujeres para asegurarse de quiénes tenían pene y quiénes no. A los gays se les solicitó sus documentos de identidad.

Al entender este trato como discriminatorio, los aproximadamente 200 clientes del Stonewall se negaron a seguir estas indicaciones. Ante esta situación, los agentes de policía aumentaron las medidas disuasorias llegando a golpear a los presentes.  Además, ante el rumor de que esta redada se había producido por no haber pagado un soborno a los policías, los presentes arrojaron numerosas monedas sobre los vehículos al grito de “paguémosles”.

Tras esta primera noche de altercados, las siguientes también vieron cómo varios de los participantes en las protestas volvieron a la calle para dar muestra pública de su orientación sexual y mostrar su desacuerdo con el trato recibido. Semanas después de estos eventos  la situación se apaciguó en el barrio donde se ubicaba el Stonewall, sin embargo un mensaje había quedado claro: el colectivo LGTB se había cansado de su opresión.

Repercusiones que llegan a nuestros días

¿En qué derivaron aquellas protestas de 1969? La más evidente fue la evidencia de que el colectivo LGTB+ se había cansado de la opresión y había decidido luchar por sus derechos. Un ejemplo fue la creación del Frente de Liberación Gay (Gay Liberation Front), primera agrupación en utilizar la palabra “gay” en su nombre. Una unión que se definía como “militante pero no violenta” y que, aunque se disolvió apenas 4 meses después de su origen, demostró una actitud más activa.

De hecho muchos de los miembros del Frente de Liberación Gay terminaron por unirse al grupo que terminaría por llamarse Gay Activists Alliance (Alianza de Activistas Gays) que siguieron demostrando un papel más activo a través de prácticas como el “Zap” que consistía en sorprender a un político y hacerlo debatir sobre la situación del colectivo LGTB+.

Las repercusiones de aquellas protestas de 1969 incluso llegan hasta nuestros días ya que en el primer aniversario de las mismas, numerosas personas se congregaron en torno al Stonewall con el fin de recordar lo mucho que quedaba hasta conseguir el fin de la opresión de las personas de distinta orientación sexual. Una congregación que derivó en una marcha a lo largo de varias manzanas en Nueva York.

Poco a poco cada 28 de junio otras ciudades de Estados Unidos como Los Angeles o Chicago empezaron a ver cómo en sus calles sucedían estas marchas. A la postre, esta jornada se extendería a lo largo de todo el mundo y a día de hoy miles de personas salen a las calles en este punto del calendario para seguir denunciando la opresión que el colectivo LGTB+ sigue sufriendo.

Selección para celebrar el día de la Literatura LGTB+

Lee orgullo

Entre las numerosas iniciativas que marcan el Día del Orgullo Gay, una está muy relacionada con la literatura. Hablamos de #LeeOrgullo, en donde multitud de personas comparten en redes sociales sus sugerencias sobre libros de temática LGTB+. Recomendaciones a las que sumamos:

Clara mami y mamá

Mª del Carmen Fernández

Clara es una niña que va a empezar una aventura en un nuevo colegio, sin embargo cuando cuenta a sus compañeros que tiene dos mamás todos la llaman mentirosa. En esta misma escuela también encontramos a Rafa, un joven con dos papás y al que nadie cree cuando habla sobre su familia.

Clara y Rafa urdirán un plan para intercambiarse un papá y una mamá. Sin embargo, ¿estarán dispuestos a despedirse de una de esas personas a las que tanto cariño profesan? El cuento que tenía que contarse y que ayudará a que los más pequeños aprendan más sobre los diversos tipos de familia.

Cábala: Amor

Elena Flores

Un poemario que tiene al homoerotismo como base. A lo largo de sus distintos versos varios personajes de la mitología judeo-cristiana se transforman en máscaras poligenéticas con la misión de dar voz a aquellos valientes que han estado reprimidos durante siglos.

Todos estos nombres tan archiconocidos se contonearán entre el ritmo y la melodía del verso propio de la autora, configurando así una pasarela en la que caben todos los amores y todos los sexos. Unos versos en donde, como ya hemos dicho, el homoerotismo tomará la palabra a través de un ascenso a ese monte Sacrolujurio, en el que Lilith, como figura principal de reivindicación, da la bienvenida.

Mi hijo en rosa

Camilla Vivivan

¿Cuántos prejuicios albergamos sin darnos cuenta? ¿De verdad somos tan abiertos de mente como presuponemos? Camilla Vivian nos invita a conocer la historia de su familia, un hogar completamente normal al que pertenece su hija, nacida biológicamente varón pero que se siente chica.

A través de las páginas de Mi hijo en rosa los lectores podrán conocer todos los prejuicios a los que tuvo que hacer frente esta familia. Una bonita historia que nos habla de cómo se viven estas noticias en el seno de cualquier hogar.

Pobres conquistadores

Daniel Sánchez Centellas.

Estereotipos hay muchos y la Literatura no escapa a ellos. Un ejemplo es la construcción de la figura del héroe que a menudo cae en tópicos como, por ejemplo, la rudeza del mismo y su orientación sexual. Sin embargo, Daniel Sánchez Centellas se atreve a romper el molde en el género de aventuras y presentarnos una historia en donde sus protagonistas se alejan de todos estos prejuicios, dando una perspectiva más integradora.

De hecho, junto con la tripulación del Eretrin, capitaneada por Argüer Tuoran, el lector se enfrentará a sus propios prejuicios y a su visión de la realidad. ¿Te atreves a embarcarte en esta aventura?

Los chicos siguen bailando

Jake Shears.

El líder de la banda Scissor Sisters y ahora artista en solitario, Jake Shears, narra su infancia, juventud y adolescencia a través de estas páginas. Una historia en donde acompañaremos al cantante a través de episodios pasados que lo llevaron de Arizona a Nueva York para convertirse en un músico de fama internacional.

Por supuesto, no fue un camino de rosas y Jake tuvo que hacer frente a los prejuicios relacionados a su orientación sexual. Sin embargo, entre tanta burla, el cantante encontró en la música una vía de escape que terminaría por significar el inicio de una brillante carrera.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

41 − = 31