A sangre fría, la historia del crimen que se convirtió en clásico de la literatura

La historia detrás de 'A sangre fría'

El género policiaco ha sido uno de los más seguidos a lo largo de la historia. Un crimen arranca la historia, unos investigadores tratan de arrojar luz al misterio y finalmente los malhechores son capturados, o escapan burlando a la Ley. Muchos son los ejemplos que la literatura nos ha ofrecido a lo largo de la historia: ‘Diez negritos’, ‘El sabueso de los Baskerville’ o ‘A sangre fría’. Todas estas páginas han atraído la atención de multitud de personas y de varias generaciones que se han devanado los sesos tratando de averiguar cómo terminaría la enrevesada trama.

En esta ocasión queremos detenernos en ‘A sangre fría’, libro del autor LGTB Truman Capote. Un escritor que aprovechó el seguimiento de un crimen real para poder ofrecer al público una larga crónica del asesinato de la familia que terminó por convertirse en una novela conocida por todo aficionado al género. Un trabajo en el que el autor tuvo que hacer frente a los prejuicios de la sociedad estadounidense en mitad del S.XX.

De Nueva York a Holcomb

En el año 1959 el tranquilo pueblo de Holcomb (Kansas) hacía frente a un suceso tan raro como siniestro. La familia Clutter, conocida por todo habitante de esta localidad, amanecía muerta en su propio domicilio con síntomas de violencia y sin ningún motivo aparente. La noticia corrió como la pólvora y pronto cruzó la frontera de este pequeño núcleo para llegar a una gran ciudad como Nueva York. Un lugar en donde muchos conocieron este terrible crimen, entre ellos Truman Capote.

Periodista y escritor, Capote decidió trasladarse a este pueblo para vivir de primera mano tan extraño suceso. Nadie sabía nada, ni una sola pista. Aunque lo que no sabía el, a la postre autor de ‘A sangre fría’, que el mayor de los problemas que iba a encontrarse era el enfrentarse a una sociedad repleta de prejuicios que poco quiso contarle al conocer su orientación sexual.

De hecho, el desánimo de Capote ante esta situación hizo que pensase en dejar su proyecto de narrar este crimen. Por suerte, su acompañante, la también escritora Harper Lee lo animó a seguir adelante y no cejar en su empeño. Aunque esta fase de documentación tuvo que esperar un tiempo, hasta que los autores del asesinato fueran arrestados y comenzase la fase final que culminaría con la publicación de ‘A sangre fría’.

Acercamiento a los asesinos

En 1960, los asesinos de los Clutter fueron detenidos. Un evento que Capote aprovechó para conocer qué es lo que había pasado tanto aquella fatídica noche de 1959 como el desarrollo de su huida y su punto de vista sobre los hechos. Para ello no dudó en visitar en prisión a Dick Hickock y Perry Smith para poder entrevistarlos. De hecho, la relación fue tal que incluso ambos pensaron que el escritor apelaría por ellos y terminarían por ser liberados.

Algunos rumores incluso señalan que Capote mantuvo una estrecha relación con Smith que rozó lo sentimental. Como curiosidad, el escritor inventó algunos de los datos de esta parte de documentación con el objetivo de que el lector pudiera simpatizar con los criminales. Finalmente, una madrugada de abril de 1965 la historia del asesinato de los Clutter conseguía el cierre que el autor deseaba para su proyecto: ambos asesinos eran ejecutados.

El año siguiente, 1966, ‘A sangre fría’ llegaba a las librerías como libro. Una obra en donde se narraba la historia de un crimen que paralizó la tranquila vida de un pueblo de Kansas y ha llegado hasta nuestros días. A la postre estas páginas se convertirían en la base del guion de tres películas que incluso granjearon un Oscar a Philip Seymour Hoffman.

¿Qué te ha parecido la historia detrás del libro?

[Total:3    Promedio:3/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 1 = 4